viernes, 30 de junio de 2017

Regalos de los amigos jardineros, las plantas más queridas

Creo que a veces no somos conscientes de la gran suerte que tenemos los jardineros actuales. Me refiero a las posibilidades que nos brinda la Red.

Solo hay que pensar de qué manera desarrollaba nuestra querida afición los jardineros hace tan solo unos años en España.
Sin prácticamente libros publicados o al menos a la venta en nuestro país, sin foros, sin blogs, sin páginas especializadas... sin nadie a quién consultar que no perteneciera a nuestro entorno próximo.
De qué manera se aprendía hace cuarenta o cincuenta años los rudimentos de la jardinería en España? Pues pienso en mi tía que tenía un precioso y diminuto patio a la entrada de la casa familiar y recuerdo aquella mata eterna de margaritas que tanto llamaban mi atención. Y su jazmín blanco trepando por la pared cubriendo parte de la reja de la ventana que daba a aquel patio. Contenedores reciclados como calderos que habían servido en su día para sacar agua del pozo, o vasijas de barro deterioradas dónde mi abuela guardaba las piezas de matanza en manteca... Una jardinería sencilla pero enternecedora. Los conocimientos se transmitían de vecina a vecina y las plantas no se compraba, la vecina te daba un esqueje o un puñado de semillas junto con unas explicaciones de cómo cultivaba aquella planta ella. Nada de pedidos de rosales a raíz desnuda a través de páginas web! Libros dónde consultar qué problema tendría aquella planta que amarilleaba las hojas? Un blog dónde tomar ideas para ajardinar la zona de nuestra nueva casa? Ja!! No, no había nada de esto... Se las apañaban con un método que no deja de ser válido pero cuyos resultados son más lentos: el ensayo y error o los consejos de la vecina que vivía dos casas más abajo de la suya que si tenían la suerte de que fuera buena jardinera pues sí, la planta les prosperaba pero si la buena señora no tenía ni idea del cultivo de aquello pues...pues eso jajaja
En estas condiciones el abanico de posibilidades de plantación era bastante reducido. Cultivar especies que no eran propias de la zona era impensable. 
Los pequeños rincones ajardinados (y lo describo así porque ni siquiera podían llamarse jardines) podían estar casi en cualquier parte de la casa o del espacio público anexo a ella. El poco de tierra entre la carretera nacional y la fachada servía para que la vecina de enfrente de mi abuela hiciera crecer una enorme Bignonia radicans que recuerdo de siempre allí y cuyo tronco principal había adquirido con el paso de los años un diámetro más que considerable. Con sus cientos de flores naranja desperdigadas por los escalones de piedra que permitían el acceso a la casa y a cuyos laterales ella ponía siempre unas macetas de albahaca cuyas hojas iba pellizcando yo por las noches porque no solo me gustaba su delicioso aroma si no que me gustaba comérmelas. 
Unos escalones de piedra dónde yo de pequeña me sentaba a escuchar como en la casa que había enfrente, la de mi abuela, los vecinos reunidos de noche daban cuenta de su día y compartían preocupaciones por la cosecha de trigo de "hogaño" (como decía mi abuelo) y muchas veces, por qué no decirlo, cotilleos sobre los que no estaban presentes jajajaja Qué buena terapia de grupo eran aquellas reuniones!!
Y recuerdo a mi tía (la de las margaritas!!) charlando aparte del grupo general sentado a la puerta de mi abuela, como compartía su afición con otra vecina también amante de las plantas. Una mujer de buen tamaño con carrillos encarnados y una pechuga descomunalmente generosa!! jajaja Debatían sobre si era mejor llenar los calderos con más o menos estiércol del montón que hacía cada año mi abuelo en sus tierras a las afueras del pueblo. O si ya era buen momento para poner a germinar las semillas de tal o cual planta o era mejor dejarlo para más adelante. 
Y la vecina de pechuga generosa le decía a mi tía (bajando la voz no fuera a ser que la escuchara alguna mujer del grupo general y tuvieran que compartir el tesoro) que en tal sitio cercano al pueblo el día anterior, al ir a por agua al pozo público (porque no había suministro de agua como ahora), había visto unas matas de lirios (Iris germanica) de lo más sanos. Y ambas reían y con mirada cómplice se decía que sin falta mañana iban a por ellos!! Y yo mientras, daba buena cuenta de las macetas de albahaca sentada en los escalones escuchando con verdadero placer todas aquellas conversaciones de gente a la que admiraba mucho más que a mis vecinos de la ciudad dónde vivía habitualmente porque aquella gente me parecía que sabían cosas mágicas que los otros desconocían...
Así funcionaba la jardinería. No había más. 
Qué distinto a las condiciones en las que practicamos nuestra afición ahora. Verdad? Ahora no tenemos más que hacer una búsqueda en Google, o visitar una página especializada o leer el blog que nos ofrezca confianza...y tenemos a nuestra disposición toda la información que precisamos para cultivar cualquier cosa.
Que no encontramos este o aquel rosal en el vivero de nuestra zona? Para eso están los viveros europeos o españoles que venden a través de Internet. Tenemos acceso a la experiencia de cientos de jardineros. Podemos adquirir plantas que jamás habríamos pensado hacerlo hace tan solo unos años.
El otro día hablábamos de las dificultades que muchos de nosotros tendríamos para hablar de plantas de no tener Internet. Cuántos de nosotros no tenemos un solo amigo, familiar o conocido al que le parezca interesante hablar de jardinería? Muchos!! Nos reíamos en aquella conversación porque decíamos que afortunadamente formamos parte de este tipo de grupos virtuales que constituyen espacios dónde no damos charlar de nuestras cosas sin dar la murga a familiares y vecinos que no tienen interés alguno en nuestra afición. 
Pero lo mejor de todo: llegamos a contactar e incluso conocer en persona a jardineros amigos que de no existir Internet jamás habrían formado parte de nuestras amistades.
Formamos parte de foros, páginas de Facebook, Blogs... y en estos espacios virtuales compartimos nuestras experiencias y eso nos enriquece tanto!! En estos espacios la experiencia, la información, las ideas se intercambian con generosidad, sin esperar nada a cambio, simplemente porque amamos las plantas y unas veces pedimos ayuda sobre como cultivarlas y otras, la damos. Que descubrimos que esta o aquella técnica da buen resultado? Que comprobamos que este producto funciona o aquel es un peligro usarlo? Nos falta tiempo para compartirlo. Porque no entendemos la jardinería atesorando los pocos o muchos conocimientos que tengamos si no poniéndolos a disposición de los demás unas veces y recibiéndolos en las otras. Hacer otra cosa nos parece mezquino. Simplemente!
He llegado a conocer en persona a gente maravillosa cuya amistad me habría perdido hace tan solo unos años. Es gente amable y generosa. En muchas ocasiones no he tenido más que decir que no encontraba una planta para que una de ellas se ofreciera a enviarme un esqueje enraizado por correo. Y eran personas que no conocía en persona. Eso es generosidad!!
Y es que entre aficionados nos entendemos. Sabemos las ganas que a veces tenemos de cultivar algo de ahí que no nos cueste comprender la desazón que tiene el que no logra encontrar la planta en su zona.
He enviado muchísima veces material para esquejar cuando he podado mis rosales a amigos que no tenían algunas variedades de rosas y deseaban cultivarlas en su jardín. Y lo he hecho con ilusión. Porque pensar que "los hijos" de algunos de mis rosales crecen hoy en lugares como Cataluña, Galicia, Asturias, Madrid o Valencia... me da tanta alegría!! Como he puesto a acodar algunos de ellos y ya enraizados los he enviado a otros jardines dónde ahora crecen para satisfacción mía y del que los ha recibido. 
Simplemente es un intercambio. Hoy recibo algo y mañana lo envío. Mañana envío en un sobre unas semillas y la próxima semana es a mí a quién envían unos bulbos. Así funciona. Con gratitud y con generosidad. 
Y sabemos que lo que enviamos es recibido con inmensa satisfacción por el amigo a quien se lo enviamos. Que lo cultivará con esmero y pondrá todo su empeño en que prospere. Lo sabemos porque nosotros hacemos igual con lo que nos llega de ellos.
Son plantas estas, las que constituyen regalos de nuestras amistades, las que son más queridas precisamente porque somos conscientes de que alguien ocupó su tiempo en hacernos el esqueje, llenar una caja de zapatos con el material, o enviar un sobre con semillas...  Alguien tuvo en cuenta nuestras ganas de cultivar algo y por eso lo apreciamos más que las plantas que compramos.
Y todo esto lo cuento porque hoy me han bajado en coche a la Oficina de Correos de mi pueblo a recoger un aviso certificado y ya que iba, he aprovechado para enviar por correo unas semillas de Alcea rosea a un par de amigas. Pero cual ha sido mi sorpresa cuando me han dicho que había a mi nombre un paquete que ya casi daba por perdido.
Carmen, una amiga virtual a la que conozco de hace años de foros y Grupos de Facebook me había enviado hace ya muchos días unos bulbos de Nerines (Bulbosas de la familia de las amarilidáceas) Nos extrañaba que no hubiera recibido aviso de Correos pero en fin... hoy me han entregado el paquete y éste es su contenido:

Qué magníficos bulbos!! En perfectas condiciones. Ni rastro de putrefacción. Las raíces, ya las veis, perfectamente hidratadas!! Y el tamaño... pues sobran las palabras. 

Son unos señores bulbos de Nerines!! Muchísimas gracias, Carmen!! Esta misma tarde se meterán en el suelo de mi jardín, sin falta!


Y ya que estoy con este tema de recibir regalos y de ofrecerlos os muestro un Rosa 'Guirlande d´Amour' que tengo puesto a acodar y que seguramente se podrá llevar este invierno mi amiga Isabel.
Cada vez que tomo la manguera para mantener su hidratación me encanta pensar que este rosal crecerá en el futuro en Galicia en su jardín y ella, seguramente, se acordará de mí alguna vez cuando se acerque a él y disfrute de su preciosa floración.
Qué buena gente es Isabel!! Aquí la tenéis, su cara lo dice todo!! Esta fotografía está tomada a primeros de junio el día que junto con Pilar vino con su niña y con Juan a comer a casa.

Esa tarde metimos un trozo de rama del rosal padre en la tierra y dentro de unos meses habrá enraizado y se lo podrá llevar. Fijaos en la cara de satisfacción que tiene? No es deliciosa? A mí me parece encantadora esta mujer!!


Pilar me regaló un rosal especial. Por lo visto es el más pequeño del mundo!! Se llama Rosa 'Si'. Un cultivar obtenido en 1957 por el rosalista P. Dot. Ojalá me prospere porque, como digo, las plantas que te regalan los amigos son las que más cuidas, las que más mimas...
Hice una mezcla de sustratos para que no le falte de nada y creciendo en contenedor de barro para que la tierra traspire bien. A cuerpo de Rey!!

Se ha repuesto del estrés del trasplante y ya está empezando incluso a florecer. Es de tal diminutez que no puedo eliminar hojas y ramitas secas ni con las tijeras de cortar flores. Debo usar unas tijeras pequeñas de bordar!! Qué lindas sus rositas. Verdad? :) Muchas gracias, Pilar!!



Los chupones de tomatera que me trajo aquel día crecen ya arraigados en los bancales de mi huerto y estoy deseando comer algún tomate de los que den.

El Hibiscus syriacus 'Ultramarine' con el que me obsequió Isabel lo planté inicialmente en un contenedor de menor tamaño pero vi que precisaba más tierra así que lo he trasplantado a un contenedor bien grande de barro que me parece muy bonito y lo tendré ahí hasta el invierno. Quiero pensar muy bien su ubicación en mi jardín y darle un lugar privilegiado como se merece este regalo!! Gracias, amiga mía!!
Así funciona esto... No os parece maravilloso? Estas cosas hubieran resultado impensables para mi tía la de las margaritas :) Lo que hubiera disfrutado ella con todos los medios que tenemos ahora los jardineros a nuestro alcance!!




jueves, 29 de junio de 2017

Oxythyrea funesta (Escarabajo del sudario) otra plaga en las rosas.

Escarabajo del sudario (Oxythyrea funesta), como casi todo en la naturaleza, ni del todo bueno ni del todo malo y así se comportan en el jardín.
Se trata de un escarabajo y dentro de él está clasificado dentro de la subfamilia de los cetónidos (o escarabajos de las flores) pero éste, a diferencia de otros de su grupo que tienen vistosos colores, más bien es bastante anodino en su aspecto. De color pardusco oscuro con pequeñas manchas muy claras en sus elitros.

No los vi la temporada pasada pero esta primavera han hecho su aparición en mi jardín. Espero que su estancia sea provisional. Que quede muy claro que en ningún momento les he hecho una invitación en firme pero claro...ya se sabe, su visita a nuestro jardín muy a nuestro pesar no depende de nuestra voluntad jajajja
Hace un rato, buscando información sobre ellos he dado con algunas páginas en las que explica como criar estos bichitos en terrario... jajajaja Lo que son las cosas, unos deseando que se larguen con viento fresco (cosa que de ser fresco, se agradece ahora bastante!) de nuestro jardín y otros aspirando a verlos en su casa aunque sea dentro de un terrario!! Con los que yo he tenido esta primavera sobre mis rosas!! Sin terranio ninguno ajajajja

Estos escarabajitos no causan más daño que el deterioro de las rosas (y otras flores grandes y vistosas). Es decir, que el problema es estético, no de salud. Claro, que te dejen las rosas hechas unos zorros no es que nos guste a ningún jardinero, pero vamos, la plaga no va más allá en cuanto a efectos negativos para nuestros rosales.

Para ser justos debemos decir en su descargo que son estupendos polinizadores. Se meten entre los pétalos de las rosas o se posan sobre sus estambres y embadurnan así su cuerpo cubierto de pelillos y sus patas con el polen de manera que en sus vuelos lo transportan.
Pero esta parte positiva son los individuos ya adultos, las larvas (de aspecto bastante repugnante: gordas, blancas y babosas!) es otro cantar. Suelen vivir a sus anchas en el compost, estercoleros y zonas con mucha materia orgánica en descomposición y por lo tanto su presencia en las composteras es beneficiosa ya que ayuda en el proceso de descomposición.
En el compost son beneficiosas pero entre el sustrato de los bancales o en el suelo dónde crecen nuestros rosales pueden causar estragos ya que son voraces consumidoras de raíces así que no, no es cosa de tener demasiados bichos de estos en nuestro jardín.
Imagen de Wikipedia Commons

El problema es que ni las larvas ni los individuos adultos no es fáciles de controlar. Algún insecticida sistémico hace sus buenos efectos pero yo no estoy por la labor de usar este tipo de productos en mi jardín primero porque muchos de ellos dañan a la vez a insectos beneficiosos como las abejas y segundo porque creo que a la larga es peor el remedio que la enfermedad. Por el contrario, aspiro a que intentando que haya el mayor equilibrio posible en el jardín los problemas de este tipo de autorregulen solos y sean los propios depredadores los que se encarguen de limitar el número de insectos perniciosos.

Por lo que he leído existen trampas específicas pero sus resultados son más que cuestionables. Usan para atraer a los escarabajos feromonas femeninas  por lo que atraen a infinidad de machos que seguramente, sin la presencia de estas trampas no sobrevolarían nuestro jardín atraídos por las feromonas de las trampas.
En esta página de la American Rose Society podéis leer un artículo sumamente interesante hablando no de Oxythyrea funesta pero sí de los escarabajos japoneses de similares costumbres "comerosas" y que causan estragos en muchos jardines americanos.
Además, según dice este artículo, convienen limpiar con mucha frecuencia las trampas ya que la presencia de hembras muertas lo que hace es atraer a más machos revoloteando en busca del aroma que les atrae.
Hay algo que juega en nuestro favor y es que son fáciles de coger a mano (yo, con guantes, por supuesto! :D jajaja y ello es porque es como si fueran algo lentos de reacción. Son de movimientos torpes y puedes acercarte bastante a ellos y no huyen salvo cuando sienten que estás tocándolos directamente. 

Así que el único método que he usado esta primavera para tratar de controlar el asunto ha sido ese, pasearme con un bote de cristal lleno de agua y unas gotas de jabón liquido (para romper la tensión superficial del agua) y según iba cogiéndolos de entre los pétalos los metía en el agua para que se ahogaran.
Para desesperación total, decir que incluso esta "recolección" a mano no siempre es fácil. Sobre rosas abiertas sí, claro. La dificultad está en llegar a ser capaz de coger al intruso de entre los pétalos de los capullos muy poco abiertos. Te pones a hurgar tratando de capturar al escarabajo y al final causas tú más daño a la rosa que el propio bicho.

No quiero dejar de comentar otro aspecto que me parece de importancia. Parece ser que si, en nuestro afán eliminador, aplastamos las hembras de estos coleópteros, el aroma que desprenden son una poderosa atracción para montones de escarabajos machos aún encontrándose a bastante distancia. Así que ni se os ocurra pisarlos para matarlos. Nada, bote en mano y a la piscina con ellos!
Son un verdadero fastidio. Se introducen hasta el fondo de la rosa y allí, bien guarecidos se dedican a devorar los pétalos. Al principio no se ven los efectos pero una vez la rosa se ha abierto muestra el estupendo "trabajito" que te han hecho en tus flores.


En todo caso conviene eliminar la mayor cantidad posible porque de lo contrario, las hembras se encargarán por las tardes de depositar bajo tierra sus huevos que en breve evolucionarán e irán transformándose durante los meses invernales hasta convertirse en adultos que emergerán de la tierra de nuevo en primavera
En esta estupenda imagen del área de entomología de University of Kentucky podemos ver el ciclo vital de un escarabajo muy semejante en cuánto a comportamiento al que nos ocupa en este artículo, el escarabajo japonés (Popillia japonica):
Imagen de: http://www.ca.uky.edu/entomology/entfacts/ef451.asp

Pero mientras no lo hacen pueden estar devorando las raíces de nuestras plantaciones.
Si queréis leer otra página de lo más interesante, sobre los escarabajos japoneses pero que en buena parte creo que su contenido sería de aplicación al del sudario, podéis visitar la página de University of Minnesota Extension. Creo que es uno de los lugares que ofrece más información solvente sobre los escarabajos.
En ella se explica el ciclo de reproducción de los escarabajos desde los huevos, pasando por los estadios de larva y pupa hasta llegar al estadio adulto de los escarabajos en cuestión.
Imagen de: http://turf.uark.edu/turfhelp/archives/070109%20Japanese%20beetles.html

Los escarabajos japoneses emergen de la tierra sobre el mes de julio. No sé si por cuestiones climatológicas o porque el comportamiento del escarabajo del sudario es distinto, la cuestión es que ha sido durante los días finales de abril y el mes de mayo cuando yo he notado más su presencia en mi jardín.
La actividad más intensa se desarrolla durante unas 6/8 semanas para luego ir muriendo gradualmente. Pero pensemos que en estos dos meses las hembras son muy eficaces poniendo huevos.
Los escarabajos emiten una sustancia cuyo olor (feromona) atrae la presencia de otros que pueden venir desde lejos. Por lo que dice esta página al final del día, estas feromonas ya no se producen y al atardecer las hembras vuelan hacia el suelo dónde ponen sus huevos excavando a una profundidas de unos centímetros.
Estos huevos se convierten en larvas en poco tiempo, tanto que en septiembre (esto para los escarabajos japoneses, desconozco el dato para los del sudario) llegan a alcanzar un tamaño casi adulto.
Al llegar el otoño, debido a las temperaturas, el suelo tiende a enfriarse. Es el momento en que las larvas van profundizando el terreno llegando a pasar el invierno a mayor profundidad.
De nuevo, al comenzar la primavera se atempera el suelo y los insectos, ya en estado de pupa, terminan su desarrollo convirtiéndose en individuos adultos que salen hacia la superficie comenzando un nuevo ciclo.
Durante los estadios larvarios los escarabajos del sudario se alimentan de raíces. A este respeto la página que comentamos dice que en concreto, los escarabajos japoneses causan daños en los céspedes dónde se instalan ya que con su alimentación de raíces merman la capacidad de las hiervas para suministrarse de agua. Esto da lugar a grandes manchas de césped amarillento que puede delatar su presencia. Igualmente podemos ver en el jardín algunas aves que en busca de alimento escarban el suelo para conseguir su presa.
Leyendo este artículo lo he relacionado (no sé si con acierto) con algo que comenté hace no mucho con el chico que viene a ayudarme en el jardín. Observé que una zona bastante amplia, de unos tres metros por dos de perímetro ubicada muy cerca del arriate dónde tengo rosas rugosas estaba amarilla y seca. Ambos nos preguntamos a qué sería debido ya que el resto del jardín tenía la hierba natural que crece en el suelo de color verde. No se había aplicado producto alguno (nunca se aplica) y por el tamaño y continuidad de la mancha no pensamos que pudiera ser efecto de los "riegos" que pueda hacer nuestro perro.
Así que ahora leyendo este artículo he pensado que precisamente ha sido en los rosales rugosas dónde he visto mayor cantidad de Oxythyrea funesta esta primavera. Quizás era esta zona en la que llegó a morirse la hierba el espacio dónde estaban creciendo las larvas? No lo sé, pero no me extrañaría!!
De todos modos la página recuerda que los adultos vuelan largas distancias hasta llegar a las plantas de las que se alimentan. Es decir, que no necesariamente la presencia de escarabajos en nuestro jardín es prueba de que también en él esté desarrollándose las larvas que darán lugar a nuevos adultos.
Parece ser que el sistema ecológico más eficaz para luchar contra estos insectos en estado larvario es la utilización de nematodos beneficiosos (Heterorhabditis bacteriophora). Este nematodo (gusanos parásitos de tamaño diminuto) se alimenta de bacterias. Al encontrar una larva de escarabajo penetran en su cuerpo inoculando bacterias que se reproducen rápidamente dentro del interior de la larva. Estas bacterias sirven para alimentar a los nematodos.
He leído en bastantes sitios que parece que a este escarabajo les atraen las rosas de colores claros. He de decir al respecto que los míos de deben ser de gustos menos refinados, hacen a todas, a las claras y a las oscuras, a las de color brillante y a las más apagadas...Eso sí, tienen buen gusto con las flores y saben elegir. No solo visitan las rosas, muchas otras flores vistosas y los capullos de las Altea rosea tampoco se libraron esta primavera de su presencia. La cuestión es que a pesar de ver muchos escarabajos sobre sus capullos luego, al abrir las flores no observé daño alguno sobre ellas. 

Es cierto que estos escarabajos también se alimentan de néctar, brotes tiernos y de hojas pero no he visto en mis plantaciones daños de este tipo. Solo en las flores. Me pregunto, si no comían el interior de los capullos de las malvas...qué hacían entonces sobre ellas? En fin, cuando tenga respuesta daré buena cuenta de ella aquí. Como siempre!

En fin, esperemos que las aves y otros depredadores se encarguen de equilibrar su presencia y la próxima primavera no haya muchos en el jardín.
Gracias por leerme.
María.

miércoles, 28 de junio de 2017

Preparación del sustrato de un nuevo bancal para cultivar fresas y fresones

He tenido unas temporadas fresas del bosque (Fragaria vesca) y aunque tienen un sabor mucho más intenso y sabroso que los fresoses estaba pensando en que me apetecería cultivar fresones (Fragaria x ananassa) en el huerto.
No acerté en la ubicación de las fresillas porque las puse a los pies de los frambuesos tras una bordura de esas de tronquitos de madera pero las matas de las fresas crecen y si no quiero pisarlas debo estar bastante retirada de los frambuesos lo que dificulta bastante las cosas a la hora de acicalar y atar las varas de los frutales. 
No las desplanté porque en realidad no tenía un sitio adecuado para cultivarlas. Las fresas, en mi clima, no se hacen bien con sol directo y zonas de sombra en mi huerto hay pocas.
Así que como de momento no le veía solución dejé correr el tema y lo dejé en mi cabeza a la espera de que se me ocurriera una idea que diera solución al asunto.
Hay veces que no se tienen previstas las cosas y a pesar de ello salen estupendamente. A finales del mes pasado, comprando la verdura en uno de los puestos de mi pueblo, vi que las sandías estaban metidas en un contenedor de madera muy fuerte. 
Estuve dándole vueltas para mirarlo bien y comprobé que la madera estaba en perfectas condiciones, que tenía en las esquinas postes cuadrados para darle solidez, que la base era un palet con lo que el contenedor se elevaba del suelo... ummm y como algo en nuestra cabeza (la de los jardineros) hace que cualquier cosa que pueda venir bien para el jardín no se te escape, pues eso, se me ocurrió que sería la solución para el asunto de las fresas!!
De 110 x 110 cm de lado por 90 de altura. Perfecto para cultivar en él matas de fresas que pueden colgar hacia fuera evitando el problema de la podredumbre de los frutos y teniendo resuelto el de los pájaros ya que todo este rincón está rodeado de malla que evita que las aves entre en él.
El tema era que se trataba de un puesto de frutería y no de venta e palets jajajaja Sin muchas expectativas pregunté si me venderían uno y para mi sorpresa me dijeron que sí, que para la siguiente semana podrían traerme uno.
Afortunadamente el transporte me lo solucionó Juan, el marido de mi amiga Isabel el día que vinieron con Pilar a comer a casa a primeros de este mes. Tiene un todoterreno y en él lo trajeron hasta el huerto.
Provisionalmente lo dejé bajo un pino que hay en este espacio hasta pensar bien dónde quería ubicarlo y finalmente he decidido hacerlo aquí, en el rincón dónde cultivo frutales de baya (arándanos, frambuesas...).

Es el único sitio posible. Un espacio dónde entre un poco de sol a primeras horas de la mañana y muy a últimas de la tarde lo que impide que las plantaciones se quemen.

Eso sí, tendría que retirar las matas de hierbas aromáticas que había tras la bordura de madera bordeando los frutales para que el "pasillo" que quedara entre los frambuesos y el bancal de fresas tuviera suficiente anchura para moverse con comodidad.
El palet tiene demasiada profundidad para llenarlo todo con sustrato para cultivar las fresas que con una profundidad de 40/50 cm tienen espacio más que suficiente para desarrollar sus raíces.
Primero pensé en poner contenedores de plástico boca abajo para ganar altura y encima poner la tierra pero enseguida caí en al cuenta de que la base del palet tiene pequeñas separaciones de unos dos centímetros entre las tabla y que los huecos que formarían los contenedores puestos así, se podrían convertir en guaridas de animalillos no siempre deseados en el huerto.
El año pasado, mi gran amigo José me envió varios frutales de hueso y pepita injertados sobre patrones de muy poco desarrollo. Algunos están ya creciendo a los pies de las celosías que bordean mi huerto y otros (cuyo injerto falló) los tengo cultivándose en contenedores. Estos patrones que no desarrollan grandes raíces me permitirán tener algún frutal chiquito que podré cultivar en contenedor sin precisar que esté en el suelo del jardín. Eso cuando aprenda a injertar, claro! jajaja

Pero estaban en una zona con bastante inclinación debajo de un pino y pensé que si prolongaba "el suelo" de esta esquina allanándolo, tendría un pequeño "corredor" en el lateral derecho dónde estos portainjertos podrían estar bien asentados y tener espacio para entrar a regarlos.

Antes de aprovechar la tierra extraída del pasillo lateral hemos forrado todo el interior del bancal con dos capas de malla de sombreo que hemos sujetado a la madera ayudándonos de una grapadora. 


Con la tierra mala que sacamos de hacer esta nivelación hemos rellenado la parte inferior del contenedor.


No quería que esta tierra de escombro se me mezclara con el sustrato con la que luego llenaríamos el bancal así que hemos vuelto a realizar una especie de bolsa de las mismas dimensiones que el espacio que quedaba ya en el bancal una vez la tierra mala estuvo puesta en el fondo.



Una vez preparado el bancal era cosa de realizar el sustrato para el cultivo de fresas y fresones en él.
Las fresas precisan un sustrato muy esponjo, muy aireado y mullido
Gustan de suelos que conserven la humedad pero a la vez que drene perfectamente para que no mantengan las raíces constantemente encharcadas.
Además las fresas y fresones son plantas muy exigentes en cuanto a nutrientes. No se cultivan bien en suelos pobres!!

Por último, a las fresas no les gusta nada la presencia de cal en el suelo. Esta cal podría provocar el bloqueo del hierro existente en el sustrato y favorecer la clorosis en las plantas. De ahí que el pH del sustrato ideal debe ser ácido, que ronde los 6 / 6,5.
Teniendo en cuenta sus necesidades he elaborado unos 500 litros de una mezcla compuesta por:

* Fibra de coco (Dos pastillas prensadas de 70 litros)
* Tierra vegetal de buena calidad 100 litros
* Turba rubia 100 litros
* Estiércol de caballo en saco (para que estuviera esterilizado) dos sacos de 50 litros
* Humus de lombriz (un saco de 35 litros) Verdadero oro para el sustrato. Un fertilizante orgánico de una calidad extraordinaria que aporta nutrientes y favorece la microfauna en el sustrato.
* Vermiculita (una bolsa de 7 litros)

No he creído preciso añadir perlita para airear la mezcla ya que varios de sus componentes ya lo hacen. Además, detesto el aspecto horrible que provocan las bolitas blancas que se van a la superficie del sustrato una vez se riega la mezcla!!
He preferido usar estiércol de caballo en saco para evitar enfermedades. Este tipo de estiércol viene esterilizado. Por lo que hace a la gran cantidad de  materia orgánica que precisan las fresas, creo que entre este estiércol y un saco grande de 35 litros de humus de lombriz, la mezcla resultante tiene muchos nutrientes y será idónea.
La fibra de coco no aporta ningún nutriente pero consigue una mezcla esponjosa y aireada. Suelo comprar pastillas compactadas. Son bloques de fibra de coco que viene muy prensado. Para su utilización se requiere dejar la fibra en un recipiente con agua para que vaya absorbiéndola. Al ser bastante cantidad lo hemos hecho partiendo en trozos el bloque para acelerar el proceso y metiéndolos en un cubo grande de plástico con el agua.



La turba rubia tiene un bajo pH (en torno a 3/3,5) consiguiendo con su presencia que la mezcla resultante sea ácida como requiere este cultivo.
La compro en sacas muy grandes que vienen bastante compactadas así que hay que ir rompiendo trozos y desmenuzándolos antes de incorporarlos a la mezcla.
La fibra de coco es un material que guarda muy bien la humedad y quizás no hubiera sido preciso añadir la vermiculita pero al final le he echado una bolsa de 7 litros.

Hemos hecho la mezcla en el suelo sobre una lona de plástico que usamos cuando le damos la vuelta al compost y así no manchar el suelo del huerto.
Una vez introducido el sustrato en el bancal, a mano, he deshecho cualquier grumo que hubiera de los distintos materiales hasta dejar una mezcla totalmente homogénea y desmenuzada.

Me encanta como ha quedado!! Ummm esponjosa, liviana, nutrida... :) Solo espero que a mis fresillas les guste tanto como a mí!!

Las únicas fresillas que he cultivado son las matitas que había en el suelo de este rincón así que veremos qué tal resulta esta mezcla de sustratos. Me he estado informando de las necesidades que a este respecto tiene este tipo de cultivo y espero que cumpla sus requisitos.
Es muy difícil calcular la mezcla de sustrato que se va a precisar así que creo que nos hemos quedado un poco cortos. Bueno, no importa, más adelante volveré a hacer un poco más de esta mezcla y terminaré de rellenar hasta arriba este bancal.
En realidad debo volver a hacer más mezcla de este sustrato para rellenar la fresera que tengo pensado poner en la parte central del bancal. En ella cultivaré las fresas y abajo, en el sustrato crecerán los fresones. Así, no tendré que preocuparme porque las matas toquen el suelo. Los fresones colgarán hacia el exterior y las fresitas crecerán colgadas por los orificios de la fresera de barro.
El otro día me dijeron en un vivero que frecuento que cuando comienza el otoño suelen poner a la venta fresas a raíz desnuda. He preferido hacer ahora la mezcla de sustratos y permitir que en el sustrato vayan desarrollándose microorganismos para que cuando haga la plantación el suelo esté sea más rico y esté asentado.
Tengo las distintas zonas de riego por goteo en el huerto con grifos. De manera que, aunque lo ponga en funcionamiento, si no deseo que un bancal o zona se riegue, no tengo más que cerrar el grifo.
Pensé que también sería cosa de poner en este bancal un grifo que pueda dar paso o cerrar el agua de riego. Como no sé la disposición que tendrán las pequeñas plantas no he terminado de poner las vías de riego por goteo. Eso sí, he dejado prevista una tubería que asciende por una esquina que ahora hemos dejado tapada puesto que el bancal no se regará pero que llevará el grifo para poder controlar cuando conviene aportar agua y cuando no.
Una vez haya adquirido las plantas veré como distribuyo las distintas tuberías de riego sobre el sustrato.

Como siempre que viene mi ayudante, nos ponemos al día en trabajos pendientes en el jardín. Ayer se terminaron bastantes cosas que no podía aplazarse.
Esta del bancal no corría prisa pero detesto los cacharros por medio del huerto y tener en medio este contenedor vacío de madera no me apetecía. Mejor así, ya colocadito y listo para la plantación en otoño ;)
Los rosales con este calor achicharrante del verano dejan de crecer pero las malas hierbas...no paran de hacerlo!! Pasando la desbrozadora el huerto queda de nuevo limpito y no se ven los matojos de malas hierbas que tanto lo afean y que impide verlo ordenado y pulcro como a mí me gusta.
La consolidación de los tutores de las hortalizas era de urgencia!! Ya es la tercera vez que me pasa. No aprendo!! Cuando comienzo la temporada del huerto una vez he comprado los planteles, son tan pequeños que me cuesta imaginar el peso que con el aumento de tamaño van tomando. Así que pongo las cañas verticalmente clavas y listo. No tengo en cuenta que las matas irán creciendo y que equilibrio de estas cañas cada vez será más precario.
Así que de nuevo me ha pasado. Algunos tutores, con la presión de las matas de tomates subiendo por ellos han ido agrandándose el orificio en el suelo de manera que iban torciéndose y estando cada vez menos estables. 
La colocación de cañas horizontales ancladas mediante bridas las une con las verticales para formar un conjunto mucho más sólido pues eso...que también es una tarea que se ha hecho. Queda mejor así. Verdad? Mucho más estable el conjunto. La verdad es que las matas de tomates están ya bastante altas y cada vez que las iba entutorando pensaba si la caña no cedería finalmente. Así no lo hará!!


Ya al atardecer terminamos aplicando un fertilizante foliar a todas las hortalizas. En este momento en que están floreciendo y fructificando un aporte de Sales de Epsom (Sulfato de potasio) diluidas en agua les vendrá de perlas y las ayudará a formar sus frutos.
En el próximo artículo hablaremos de estos fertilizantes foliares!!