jueves, 2 de abril de 2015

Un acer para los jardines de climas secos: Acer monspessulanum (Acer de Montpellier)

En el octubre de hace un par de años, dando un paseo por el campo los vi y me gustaron pero de no haber pasado por aquel mismo lugar un mes y pico después seguramente no me habría decidido a introducir esta especie en mi jardín.
El Acer de Montpellier o Acer monspessulanum (Acer menor) es quizás la variedad que mejor soporta la sequía. Debo reconocer que me entusiasman las especies de acer que pueden permitirse en el norte de la Península. Tienen un otoñar tan magnífico!! 
No he visto aquí en Madrid en ningún jardín acer que luzcan esplendorosos. La gente los planta, sí, con la ilusión de verlos crecer con sus hojas de colores brillantes pero está claro que estas variedades precisas de una humedad atmosférica que Madrid no tiene. Y no estoy dispuesta a estar regando a todas horas y sufrir viendo las hojas de estos acer achicharradas por el calor del verano de mi clima. Y es que hay cosas que una sabe que no se pueden tener.

Esta variedad de acer es totalmente distinta. Aguanta la sequía bastante bien incluso bastante sombra. No es exigente en cuanto a suelo, soporta un frío intenso... Este acer sí creo que puedo tenerlo en el jardín!! Una lástima que sea de tan lento crecimiento.
Como digo, al mes y pico de aquel paseo volví de nuevo a la zona y vi su otoñar. Qué preciosidad!! Con sus bonitas disámaras aladas..Me encantaron las manchas rojo/rosáceas que creaban entre la vegetación circundante y de cerca, sus hojas me parecieron muy hermosas pintadas con sus bonitos tonos otoñales. 
Por aquel entonces aún no teníamos pensado vivir aquí pero en cuanto llegamos intenté hacerme con uno. Por cierto, no comprendo como cuesta tanto encontrar en los viveros uno de los pocos acer que pueden cultivarse sin dificultades en esta zona y en cambio están llenos de variedades que son tan difíciles. No tengo claro siempre que sea la ley de la oferta y la demanda. Estoy segura que mucha gente no lo conoce y que si pusieran Acer de Montpellier con más frecuencia a la venta sería más frecuente verlos en los jardines.
Este año uno de los frutales que había de antiguo no ha llegado a brotar. Este será el primero de los cuatro que le seguirán con toda seguridad. En su lugar he plantado este acer para que proyecte su sombra en la zona central del jardín y logre crear un espacio más fresco dónde las plantas que lo rodean puedan crecer en condiciones más cómodas. 
Unos mueren y otros comienzan la vida... :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido