martes, 10 de marzo de 2015

Un rincón del huerto para algunos frutales de baya arbustivos (Frambuesas y zarzamoras)

Este rincón es la esquina SE del jardín. Las sombras de la vegetación de la parcela contigua y la  de un pino de tamaño medio que hay en el mismo huerto, la protege de la inclemencia del sol a mediodía.
Me hace ilusión contar con algún arbusto de baya. A quién no le apetece un puñadito de frambuesas fresquitas o una salsa de arándanos que acompañen un buen asado? Que levante la mano!! En esta zona pondré frambuesas (rojas y amarillas) y zarzamoras y en otras zonas de huerto intercalaré arándanos, grosellas y uva espina.
Este tipo de arbusto puede y debe cultivarse a pleno sol en otro tipo de climas más suaves que el mío. En Inglaterra, dónde son muy populares, con mucha frecuencia, crecen perfectamente con esta orientación. En mi clima crecen mejor en semisombra. Pero el sol del centro peninsular es mucho sol y los consejos de amigos jardineros que las cultivan en jardines de temperaturas veraniegas semejantes a las mías me han insistido en que no plante estos frutales de baya dónde haya demasiado sol. Con unas pocas horas matinales y las últimas de la tarde tendrán suficiente.
La parcela ya sabéis que cuenta con muchos desniveles pero esta zona en concreto estaba inclinada en dos sentidos así que era difícil contar con un espacio dónde pudiera cultivarse estos frutales. Decidí entonces nivelar todo el espacio hasta convertirlo en una superficie plana no demasiado grande pero sí lo suficiente para cultivar tres frambuesos (Rubus idaeus) uno rojo y dos amarillos (Rubus idaeus "Fall Gold") y una zarzamora (Rubus fruticosus) con amplitud..
Otro asunto era las necesidades tan específicas que requieren en lo que se refiere al suelo dónde crecen. Son plantas que necesitan un suelo claramente ácido, con pH bastante bajo. Necesitan también que contenga un elevado porcentaje de materia orgánica así como que sea rico en hierro y alguno de ellos enseguida exteriorizan los síntomas de falta de potasio.
Si alguien está interesado en ver en detalle como se rectifica el pH del suelo o del sustrato para el cultivo de plantas acidófilas puede leer una entrada que puse en su día explicaba bastante extensamente algunos de los procedimientos. 
De otra parte aunque son arbustos que se caracterizan muchos de ellos por emitir ramas desde la base, requieren crecer en suelos profundos, que no se encharquen, que conserven la humedad. De manera que si quería cultivar con cierto éxito estas frutas está claro que debía preparar el terreno a conciencia.
Como veis el terreno no podía estar en peores condiciones. Según hemos ido ajardinando el resto de la parcela, hemos ido depositando ahí tierras de otras zonas dónde había bastantes piedras y raíces.
Así que lo primero ha sido limpiar de todo este material indeseable el terreno.


Nivelar este espacio ha dado su trabajo. La verdad. Además de una plataforma plana había que integrar en ella una de las entradas del jardín, la que da a la calle de abajo y también perfilar, aunque se terminen más adelante con piedra, una escalera que acceda a la zona más alta del huerto. 
Han sido bastantes metros cúbicos de tierra lo que se han movido pero ha merecido la pena. 
Se ha ganado un espacio que era de difícil uso y yo creo que cuando el rosal Perennial Blue que hay en uno de los laterales de la puerta crezca y las vallas se cubran con la vegetación de los frutales quedará bonito!! Aún faltan bastantes detalles: tapar con brezo o con algún otro material la valla que compartimos con el vecino (tiene unas vistas horrorosas, la verdad jajajajja) hacer la escalera con piedra...en fin, eso, que nunca se termina. Verdad?
Las bayas precisan crecer en una zanja de al menos 45 x 45  cm. pero nosotros las hemos hecho algo más amplias, unos 50 de profundidad por casi 60 (para que las frambuesas no tengan pretexto en aparecer abundantemente en las plantas!! jajaja)
A la hora de preparar el suelo dónde crecerán estos arbustos de bayas, es decir, para rellenar estas zanjas, antes de plantar los arbustos he preferido hacer la mezcla y una vez rellenas las zanjas esperar unos días hasta poder tomar valores del pH que tiene aunque habrá que tener en cuenta que el azufre no bajará los niveles de acidez de forma inmediata pero no puedo esperar a plantar los arbustos mucho más si no quiero que empiecen a brotar dentro de un contenedor liliputiense que es dónde te los venden.
Estos han sido los materiales que he usado en la mezcla del sustrato: Bastante estiércol bien curado, tierra vegetal enriquecida, bastante turba rubia y un poco, unos 80 gramos por metro cuadrado de azufre micronizado para bajar el pH. En la zona dónde plante las dos uvas espinas (Ribes crispa) y la grosella roja (Ribes rubrum 'Jonkheer van Tets'mezclaré con el sustrato algo de ceniza de la chimenea que aporta bastante potasio ya que estos frutales como decía antes, precisan bastante cantidad de este elemento.
De momento ha quedado la zona así, limpia y preparada para recibir los frutales. Espero que crezcan saludables y podamos disfrutar de sus deliciosas frutillas si no esta próxima temporada sí la siguiente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido