jueves, 5 de febrero de 2015

Cuidados "extras" para los rosales en climas con inviernos muy fríos (I) Permitir que hagan semillas.

La tendencia de cualquier planta y por supuesto la de los rosales es hacer semillas para perpetuarse. Precisamente por eso una vez pasada la primera floración nos afanamos en cortar lo antes posible las rosas ya ajadas. Para que no gasten energía inútilmente en formar escaramujos sí, pero en última instancia lo que fomentamos con ello es provocar que la naturaleza propia del rosal siga intentando perpetuarse creando una nueva rosa que de cultivarse en la naturaleza daría lugar a un escaramujo que encierra las semillas.

En muchas zonas vemos rosales que siguen dando alguna flor que otra. En mi jardín aún con este tiempo y estas heladas que están cayendo todavía veo algunas flores a medio abrir, en estado lamentable, también hay que decirlo.

Durante el final del otoño y el invierno ya no deberíamos cortar esas flores cuando se pasen porque de seguir eliminando las rosas ajadas en realidad estamos provocando un poco que el rosal no entre en estado de latencia y comience a dormir. Por el contrario, al formarse los escaramujos se produce en el rosal una hormona que inhibe el nuevo crecimiento, permitiendo con ello que el rosal cierre su ciclo como decimos.
Eliminar las flores marchitas incluso en otoño e inicios del invierno fomenta que el rosal siga emitiendo nuevos brotes en su anhelo de formar nuevas rosas que le permitan la perpetuación formando semillas y ya sabemos lo peligroso que es que estos nuevos crecimientos vegetativos no lleguen a formar madera madura antes de que vengan las heladas corriendo gran peligro de que se congelen. Sería bueno por tanto, dejar estos escaramujos en el rosal tras pasarse y permitir que formen la semilla dentro de sus escaramujos. De esta manera estamos permitiendo que el rosal cierre su ciclo natural.
Según la American Rose Society podemos eliminar los pétalos de esas rosas ajadas si queremos adecentar un poco el aspecto de nuestro arriate pero no debemos cortar los escaramujos.

Es cierto que algunas rosas dan un aspecto descuidado ahí, en el extremo de las ramas, con sus pétalos deteriorados pero...también es cierto que algunas variedades forman preciosos escaramujos!!

Así que disfrutemos de los escaramujos y de paso nos estamos ahorrando algo de trabajo. Por una vez!! Un cuidado que consiste en no hacer algo...jajajja Qué bueno!! 
Ya vendrá pronto el momento en que no tengamos tiempo de tanto como hay que hacer...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido